NOTICIA

18 Jun Vichy Catalan amplía su planta envasadora de la mano de Pujol

Vichy Catalan ha apostado por Pujol para ocuparse de su nueva nave industrial prefabricada. Inspirada en Gaudí, el exterior de la nave luce unas atrevidas formas y colores que, imitando el diseño de sus envases, la hacen única

La nueva planta envasadora que Vichy Catalan ha puesto en marcha en Caldes de Malavella (Girona) ha sido concebida para convertirse en un modelo de gestión 100% sostenible. Para ello, se ha instalado una maquinaria de última generación que permite reducir en un 36% el consumo eléctrico, en un 45% el consumo de agua y en un 35% el consumo de aire.

Con esta nueva planta, Vichy Catalan se adelanta 6 años a la entrada en vigor del nuevo reglamento de la UE sobre sostenibilidad. Durante el 2018 Vichy Catalan ha contribuido a la protección del medio ambiente con un ahorro de 5.351T de CO2, lo equivalente a haber plantado 10.702 árboles.

Para este proyecto Pujol ha fabricado y suministrado los elementos necesarios tanto para la estructura como para los cerramientos. La nave, que se ha construido sobre una losa de hormigón, cuenta con un espacio de 2.500 m² completamente diáfano, sin pilares y con unas peraltadas de hasta 30 metros que soportan el techo.

El exterior está formado por paredes horizontales en las que se ha impreso el logotipo de la firma directamente al hormigón, por lo que queda embebido y con relieve. Aparte de esto, lo más destacable es que, a diferencia de la mayoría de naves, está pintada con diferentes formas y colores. En este caso, además, es un homenaje al arte del arquitecto Antoni Gaudí, marca de la casa Vichy y de la cultura catalana.